Por el bus eléctrico

No puedo estar más de acuerdo con Quim Monzó (¿Por qué odian el bus eléctrico?, Opinión, 8/I/2019). Sus conclusiones son irrebatibles a favor del bus eléctrico en todo. Y yo me pregunto ¿a quién puede beneficiar que el Ayuntamiento de Barcelona se gaste más de 200 millones, ponga durante años la ciudad patas arriba y cree más problemas circulatorios que los ya creados con los carriles bici? Busquen la respuesta entre los numerosos lobbies y asesores que viven de ello. Por otra parte, es cierto que hay al­gunas personas que por el hecho de ser elegidos alcaldes quieren pasar a la posteridad con alguna obra emblemática, pero sólo uno entre muchos lo consigue.

En Barcelona, el alcalde Hereu se empeñó en implantar el tranvía por la Diagonal, y para ello convocó un referéndum que perdió, y por ello tuvo la decencia de dimitir. La actual alcaldesa de Barcelona llegó a la alcaldía con su propuesta estrella de situar (¡otra vez !) el tranvía por el mismo lugar, pero como es muy ­democrática, no sólo no se le ocurre dimitir, sino que nos vuelve a amenazar con presentarse de nuevo a las elecciones y de nuevo con su proyecto estrella: el tranvía por la Diagonal.

Por mi parte, pido a los candidatos a la alcaldía de Barcelona que digan claramente a los votantes si entre sus proyectos está o no el del tranvía por la Diagonal, y así sabré a quién votar.

https://www.lavanguardia.com/participacion/cartas/20190116/454166471909/por-el-bus-electrico.html

FERNANDO HURTADOBARCELONA

Deixeu un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *