Soterrar las vías

Leo que por fin Fomento se ha comprometido a soterrar las vías del tren que parten en dos l’Hospitalet de Llobregat (“L’Hospitalet logra su millonario y anhelado soterramiento”, 21/II/2018). Su importe, unos seiscientos millones de euros.

Los vecinos y ayuntamientos de otras ciudades del área metropolitana piden y esperan lo mismo. Es obvio que tener un ferrocarril que cruza un municipio es peligroso para la vida de sus ciudadanos y dificulta las comunicaciones en la ciudad. Por ello resulta insólito que la alcaldesa de Barcelona se empeñe en instalar un ferrocarril en la Diagonal, que parta en dos la zona del Eixample. Un tranvía es un ferrocarril, vías y catenaria. Prueba de ello es que su autorización no depende del Ayuntamiento, sino del Departament de la Generalitat del que dependen sus ferrocarriles.

Espero que todos los grupos municipales ajenos al de la alcaldesa no permitan esta barbaridad urbanística. Además, si llegara a realizarse, al día siguiente empezarían las campañas para su soterramiento. La solución es el bus eléctrico, que todos los grupos apoyan y ella rechaza. ¿De qué sirven las mayorías? Espero que nos libren de este despropósito.

Deixeu un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *